Procedimientos

CONSULTA GINECOLÓGICA

_

Toda mujer que haya iniciado vida sexual debe realizarse al menos una consulta ginecológica anual, en donde se realizará una citología vaginal, o Papanicolaou, para detección y prevención de infección por HPV, además de cualquier otra molestia de sus órganos genitales y reproductivos. Se puede realizar también un eco ginecológico, en caso de necesitarlo, para detectar problemas de sus órganos reproductivos.

Existen múltiples aspectos en la salud de la mujer en los cuales la prevención, el diagnóstico y tratamiento precoces pueden tener importantes consecuencias sobre la calidad de vida. Sin lugar a dudas, la consulta anual con el ginecólogo es una estrategia muy eficaz.


Mediante un correcto interrogatorio y examen físico se detectan cuáles son las áreas potencialmente problemáticas; estos permiten derivar en los exámenes complementarios más adecuados para cada paciente. Suele suceder que las mujeres se realizan exámenes que piensan necesarios y luego interpretan los resultados sin la presencia de un especialista.


En relación a la prevención, existen diversos esquemas porque no es igual para todas las pacientes. Los casos en los que se presentan factores de riesgo será fundamental hacer exámenes con mayor frecuencia.


Actualmente, para la entrega del Carné de Salud se exige a las mujeres mayores de 40 años la realización de una mamografía cada dos años y una colpocitología oncológica (papanicolau) cada dos años para las mujeres con vida sexual activa.

La importancia de visitar al especialista

_

La consulta ginecológica abre la posibilidad de un intercambio de información. En este espacio las niñas cuentan con la oportunidad de obtener asesoramiento profesional sobre los cambios que están por ocurrir en su desarrollo. También es de gran relevancia durante la adolescencia con el fin de evacuar todas las dudas respecto a la salud sexual y reproductiva, prevención del embarazo en condiciones de riesgo y de las enfermedades de transmisión sexual.


Una vez vividas estas etapas, es de suma importancia consultar al médico para obtener un correcto asesoramiento preconcepcional. A través de esta visita se pueden tomar las medidas más adecuadas para lograr la concepción y disfrutar el embarazo y el parto.


Así mismo, para alcanzar los mejores resultados durante el embarazo será necesario realizar controles en el correr de toda la gestación; esto beneficiará a la madre y al recién nacido. El control incluye exámenes y ecografías; por otra parte, es imprescindible resaltar el papel que tiene la consulta en la preparación para el parto y la lactancia -abordando las dudas y desterrando los mitos.


Cuando la mujer llega a la etapa de la perimenopausia, el ginecólogo informa sobre los cambios que ocurren en esta edad, discute las estrategias para enfrentarlos y sugiere múltiples opciones para mejorar la calidad de vida y prevenir consecuencias desfavorables.